Los retos de la industria papelera

Carpetas de vinil

Desde la invención de la imprenta en l442, la visualización de textos comenzó a ser algo súper cotidiano, asimismo, el papel se consideró como uno de los instrumentos más importantes en el mundo de la impresión. Con el paso del tiempo, los materiales de escritura y todos sus adicionales se explotaron aún más con la industrialización, para pasar después a la era de la digitalización.

La tecnología ha traído consigo beneficios para muchos, pero para el negocio de las papelerías se trata de una moneda de doble cara. Tal vez, las carpetas de vinil se seguirán vendiendo pero ¿serán los últimos años del papel como medio de información? Un estudio reveló que en los últimos cinco años la venta de diccionarios y enciclopedias, así como el material de apoyo escolar ha disminuido un 30%.

Y es que la inmersión cada vez más tangible de la digitalización ha generado que el patrón de consumo de modifique de manera radical y que la industria papelera se enfrente a un reto bastante importante. La demanda de productos cada vez más sofisticados ha hecho que el crecimiento de este sector sea más plausible en las grandes cadenas como Office Depot o Euromonitor porque tienen más recursos.

Por un lado, en ciertas partes del mundo algunas de las papelerías locales o pequeñas están desapareciendo, mientras que en otras, parece que cada día crecen más y su desaparición dista mucho de la realidad. A continuación, te presentamos algunos casos de papelerías de uno de los países más adelantados en tecnología en el mundo, Japón ¡conócelos!

Loft

Esta tienda está situada en Shibusha, ahí se pueden comprar desde artículos para el hogar, artículos para oficina de papelería, hasta maletas y cosmética. Tienen un gran surtido de felicitaciones de nuevo año hechas a mano. Existen archivadores customizables con logos grabados así como una impresora 3D para hacerte tus propias figurillas.

Tokyu Hands

Su eslogan es tienda de la vida creativa, el objetivo de esta tienda es ayudarte a disfrutar de la vida con sus ingeniosos inventos y sus mejores artículos son los que tienen un toque de excentricidad. Tienen separadores en forma de flamenco, lápices gigantes, cubos de pastel con post its, calcomanías de gatitos, etc.

Ink Stand

Se trata de una tienda especializada de Kakumori, en donde los clientes pueden personalizar el tono de la tinta de sus plumas, por ejemplo. Para muchos nos resultará una extravagancia, pero hay que recordar que en Japón adoran el arte del grafito y, para muchos otros, tener un color de tinta personalizada, es lo mejor.

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]

About The Author

Sellados
WhatsApp Mándanos Whatsapp