Los diferentes tipos de agendas

agendas personalizadas / agendas de escritorio

El poder organizar tus deberes es importante por ello debes de tener a las manos herramientas como son las agendas personalizadas o de agendas de escritorio.

Los diversos tipos de agendas que hay o, de lo que es lo mismo, de esos pequeños cuadernos que nos ayudan a recordar las cosas, a ordenar las prioridades del día, para seleccionar la mejor debes de tener en cuenta que existen diferentes tipos como son las agendas personalizadas o agendas de escritorio, aquí te explicamos algunas.

Tipos de agenda según su formato

Agendas de anillas: Las agendas de anillas tienen una gran ventaja con respecto a las demás. Su formato nos permite incorporar nuevas hojas en caso de necesitarlas y, por tanto, personalizarlas.

También podemos reutilizarlas de año en año, pues solo hay que comprar un paquete de hojas nuevas y recambiarlas.

Aunque esto también puede ser un aspecto negativo si eres un poco despistado. Ten cuidado porque entre sacar y meter las hojas puedes perder alguna y, con ello, las tareas que estuvieran apuntadas. 

En cuanto a su precio, debes saber que estos tipos de agenda suelen ser caras. Las hojas están guardadas en una especie de funda que, a veces, es de piel. Eso sí, este material te va a dar la posibilidad de usarlas más de un año.

Agendas de espiral: A diferencia de la anterior, las agendas de espiral son bastante limitadas. En este caso tendrás que decidir bien cuál vas a comprar.

Cuando acabe el año no podrás utilizarla más, por lo que estos tipos de agenda son “de usar u tirar”.

Sin embargo, sus fabricantes lo saben y lo suelen compensar haciéndolas más llamativas, con dibujos, pegatinas, frases ya escritas, etc. La portada también será más visual, de cartón por ejemplo, y no solo de un color.

En conclusión, estos tipos de agenda vienen ya con su estructura montada, de manera que son un formato cerrado que no permite hacer tu agenda personal. 

Crea tu propia agenda: el Bullet Journal

¿Te gusta personalizar absolutamente todo? Entonces te proponemos el Bullet Journal como la mejor opción para organizarte. Lee atentamente porque estamos seguros de que te va a convencer.

La organización de este tipo de agenda se basa en realizar listas, sin ceñirte a un calendario específico como en los ejemplos ya mencionadas.

Hazte con un cuaderno en blanco: Lo primero que debes hacer es escoger un cuaderno en blanco, da igual que sea de cuadros, rayados o sin nada. Como te hemos dicho, todo es personalizable y tú mismo vas a crear el tipo de agenda. Cuando lo tengas, enumera todas las páginas.

Crea el índice y la leyenda: Los dos siguientes pasos son muy importantes y garantizan el éxito de este formato. El primero es crear una leyenda con todos los símbolos que vas a utilizar. Por ejemplo, utiliza:

 para la tarea

   para un evento o cita

para notas a tener en cuenta

 X para una tarea completada

 < para una programada

 > para una migrada

En la siguiente página debes crear un índice en el que añadir todo lo que va a recoger tu Bullet Journal. Aquí está la importancia de numerar las páginas.

Registro anual:Las siguientes hojas están reservadas para crear un índice anual. Divide cada página en tres espacios, correspondiente a un mes. Ahí podrás apuntar aquellas tareas que ya tengan fecha concreta (cumpleaños, viajes).

Registro mensual: El siguiente paso es crear el registro mensual. En la página de la izquierda escribe el nombre del mes y haz una lista con el número de cada día y, a su lado, la letra correspondiente al día de la semana. La página de al lado utilízala para apuntar los retos que quieras ponerte.

Registro diario: Por último, crea el registro diario. Cada día escribe las tareas a realizar con su correspondiente símbolo al lado. Si un día no tienes nada, ni te molestes en escribir, simplemente pasa al siguiente.

Siguiendo estos pasos habrás creado algo diferente al resto y, además, será una agenda más económica, pues un cuaderno en blanco siempre es más barato.

Agenda de trabajo:Si te ves colapsado por todas las tareas que te manda tu jefe, no lo dudes, hazte cuanto antes con una agenda de trabajo. Así podrás planificarte con tiempo tus proyectos y el resultado no será desastroso.

En primer lugar debes pensar en el tamaño. Si la agenda no va a salir de la oficina puedes optar por una grande, como A5.

También debes tener claro que cada página se debe corresponder a un solo día, para que tengas espacio suficiente para describir bien tu tarea de trabajo.

Agendas escolares:Las agendas escolares son aquellas adecuadas para el colegio o universidad. Aunque te manden miles de tareas serán cosas concretas, como por ejemplo “examen de…”, “entregar…”.

Por tanto, no vas a necesitar un espacio muy grande y podrás escoger una que incluya un par de días por hoja.

En este caso puedes escoger un diseño más alegre, con dibujos. Por el contrario, la agenda de trabajo deberá ser más formal.

Agenda personal:

En el bolso o en el bolsillo de la chaqueta. Este tipo de agenda, la personal, irá allá donde nosotros vayamos, para que podamos consultar en cualquier momento las tareas pendientes.

En este caso, debes optar por una que sea ágil, fácil de transportar, de un tamaño pequeño como el A6.

Además, las frases serán cortas, pues solo servirán para recordarte algo que ya sabes que tienes que hacer, sin necesidad de describirla detalladamente.

Otro truco, para que no tengas excusa de que se te ha olvidado algo, es escribir la tarea en el día que debe estar finalizada, pero también el día que debes empezar a trabajar en ella. Si es una fecha lejana, puedes apuntarla también una semana antes, a modo de recordatorio.

´

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]

About The Author

Sellados
WhatsApp Mándanos Whatsapp